Municipalidad de Lima cuestiona opinión desfavorable del MEF a la adenda del contrato de concesión “Vías Nuevas de Lima”

Ministerio de Economía no acepta cambios en el contrato manchado por la corrupción.

Han transcurrido dos años desde que la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) iniciara un arduo trabajo para implementar las primeras modificaciones al contrato de concesión “Vías Nuevas de Lima”, el cual fue heredado y a todas luces, manchado por la corrupción, y que desde el inicio de la actual gestión, fue cuestionado en la vía arbitral internacional por presentar una serie de desequilibrios principalmente sociales; situación frente a la cual, la comuna limeña optó por activar un proceso de Evaluación Conjunta en el que participó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y la Contraloría General de la República.

Cabe precisar que producto de las primeras negociaciones de la Evaluación Conjunta, en el 2020, se remitió al MEF el proyecto de adenda al contrato de concesión del proyecto “Vías Nuevas de Lima”, el cual contenía los compromisos del concesionario, así como una cláusula anticorrupción que garantizaba la transparencia de dicho proceso.

Conscientes del clamor de los ciudadanos y de los alcaldes distritales de la Mancomunidad de Lima Norte, la MML puso sobre la mesa, la modalidad de evaluación conjunta, la propuesta de una vía alterna; así como una solución al tramo de la Av. Ramiro Prialé que afecta el Colegio Mayor del Perú y un activo crítico nacional como la Central Hidroeléctrica de Huampaní.

Así, sin costo alguno para la municipalidad ni para los ciudadanos, se plantearon compromisos a cargo del concesionario, que tiene muchas cuentas que rendir a los limeños y a la justicia peruana. Todo ello, con pleno conocimiento de las entidades públicas que acompañaron al municipio metropolitano en la evaluación conjunta.

No obstante, la Municipalidad de Lima indica que el MEF ha decidido darle la espalda a millones de ciudadanos de Lima, al emitir con fecha 23 de abril de 2021, una opinión desfavorable a la propuesta de adenda del contrato de concesión “Vías Nuevas de Lima”, reprochable decisión que pone a la comuna limeña en una situación indefendible que debilita su lucha contra la corrupción, al haber sido eliminada la cláusula anticorrupción.

Cabe señalar que el primer proyecto de adenda propuesto por la comuna limeña, contemplaba el congelamiento de las tarifas de los peajes hasta la conclusión de las obras de obligatoriedad a cargo del concesionario; no obstante, esa versión de adenda fue producto de las primeras mutilaciones que realizó el MEF, cuando era aún presidente Martín Vizcarra. Dicha adenda tuvo una serie de modificaciones, siendo finalmente mutilada por una observación del propio MEF en el 2020.  

La MML lamentó que haya pesado más el formalismo y la intransigencia de algunos funcionarios, que la ética y la proactividad a las que se deben los servidores del Estado y de los ciudadanos.

Frente a este escenario, la Municipalidad de Lima exhortó al Ministerio de Economía y Finanzas otorgar los recursos públicos necesarios que permitan financiar como Estado, los estudios para solucionar la problemática expuesta en el peaje Chillón- Puente Piedra, y el nuevo tramo de la Av. Ramiro Prialé que por años ha venido siendo postergada en perjuicio de los ciudadanos.

La comuna limeña reafirma su compromiso con los vecinos de Lima que no se quedarán desatendidos, ni se afectará el Colegio Mayor del Perú. En esa línea, seguirá insistiendo en las modificaciones al contrato así como en las acciones judiciales en el ámbito internacional para pedir la nulidad del contrato con Rutas de Lima, pues los ciudadanos necesitan autoridades que los defiendan contra la corrupción.