MTC liberó a Corpac de aplicar protocolos de gestión de fatiga para controladores aéreos, por dos meses

Todo (controlador de tránsito aéreo) que exceda las 216 horas/mes debe pasar una evaluación enfocada en fatiga y sus consecuencias en un CAA autorizado por la DGAC, y remitir el informe a la DGAC, previo al retorno de sus labores.

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), entidad dependiente del Ministerio de Transportes (MTC), autorizó eximir a la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (Corpac) de aplicar protocolos de gestión de fatiga para controladores aéreos por un lapso de dos meses.

Así lo señala un oficio remitido por Donald Castillo Gallegos, director general de la DGAC, a Zoila de María Terry, gerente general de Corpac, en el que le indica que se aprueba su solicitud de exención de aplicar el numeral 2.28 de la Regulación Aeronáutica del Perú (RAP) 311, el cual se refiere a la elaboración y aplicación «de procedimientos para fines de gestión de la fatiga en la provisión de servicios de control de tránsito aéreo».

Dicha exención, según indica el documento, procedió luego de la evaluación técnica de la Dirección de Seguridad Aeronáutica (DSA), por lo que se aprobó que ésta sea entre el 2 de febrero de este año al 31 de marzo próximo.

Condiciones

Respecto a dicha exención, según indica el oficio, los gerentes de Corpac «son los responsables de monitorear el cumplimiento del método alterno, debiendo garantizar el cumplimiento estricto del mismo». Además, deberán remitir a la DGAC un informe quincenal con el resumen de las horas laboradas por cada controlador a nivel nacional «donde se detallen los máximos y mínimos».

«Corpac debe remitir mensualmente la relación de los controladores que no cumplan cualesquiera de los límites máximos y/o mínimos del ‘Procedimiento para la gestión de la fatiga -límites prescriptivos’, así como un informe que contenga la evaluación de las medidas mitigadoras aplicadas para dichos controladores y los resultados de efectividad obtenidos», indica el oficio.

«Todo (controlador de tránsito aéreo) que exceda las 216 horas/mes debe pasar una evaluación enfocada en fatiga y sus consecuencias en un CAA autorizado por la DGAC, y remitir el informe a la DGAC, previo al retorno de sus labores», agrega.

 

CIAA alertó de falta de procedimientos de gestión de fatiga en Corpac

Un hecho que llama particularmente la atención respecto a esta exención concedida a Corpac es que, en setiembre del año pasado, la Comisión de Investigación de Accidentes de Aviación del Perú (CIAA) del MTC alertó de la falta de un sistema de gestión de la fatiga por parte de Corpac.

Así lo indicó la entidad en la conclusión de sus investigaciones técnicas sobre el accidente ocurrido en noviembre del 2022 en una de las pistas de despegue del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, que conllevó a la muerte de tres bomberos voluntarios.

Según el informe, al momento del accidente, Corpac «no contaba con un Sistema de Gestión de la Fatiga establecido en el párrafo 2.28 Gestión de la Fatiga de la RAP 311; relacionado directamente al tiempo mínimo de descanso efectivo entre turnos de trabajo»

«Esta situación podría haber resultado en la presencia de fatiga y una reducción en los niveles de alerta», resaltó el informe de la CIAA.

Además, la comisión investigadora indicaba que el día del accidente habían controladores aéreos con sobretiempo.

«El Equipo N°1 realizó la Guardia con seis (06) Controladores, no pudiendo cumplir en varios casos, con el receso (descanso) mínimo establecido en las [Regulaciones Aeronáuticas del Perú] (30 minutos mínimo entre turnos)», agrega.

En ese sentido, precisó que «algunos controladores presentaron somnolencia (aparente fatiga), empleaban celulares personales y mantenían posturas corporales no adecuadas».

«Condiciones que podrían haber afectado el nivel de alerta requerido en su posición operacional y el cumplimiento adecuado de sus funciones y responsabilidades estipuladas en el Manual de instrucciones Operacionales de Torre CORPAC del aeropuerto Jorge Chávez», puntualizaba la comisión investigadora.

No obstante, tras más 4 meses de la elaboración de este informe, Corpac ha solicitado la exención de aplicar los mismos protocolos que la CIAA indicó que estaban ausentes en noviembre del 2022, cuando ocurrió el accidente en una de las pistas del aeropuerto Jorge Chávez.

Fuente: RPP