Más de S/ 1.8 millones perdieron los conductores de aplicativos de movilidad por inmovilización social

Como ocurrió con otros negocios en la capital, el decreto del Poder Ejecutivo tuvo un impacto negativo en los ingresos de los conductores.

Más de S/ 1.8 millones en pérdidas generó en los usuarios conductores de aplicativos de movilidad el acatamiento de la inmovilización social obligatoria del martes 5 de abril en Lima y el Callao, decisión que provocó la suspensión de los distintos servicios de transporte público y privado en la capital, proyectó el aplicativo de movilidad Beat.

La medida, anunciada por el presidente Pedro Castillo la noche del lunes 4 de abril, se dio en el marco del paro nacional iniciado la semana pasada por gremios de transportistas, en rechazo al incremento de los precios de los combustibles, situación que derivó en el bloqueo de carreteras y hechos de violencia en diversas ciudades del país.

La inmovilización social obligatoria ha tenido un efecto negativo en los conductores que usan los aplicativos de movilidad para brindar sus servicios. Se trata de un duro golpe para miles de personas, que aún siguen recuperándose del impacto que dejó la cuarentena por la pandemia COVID-19 en sus economías”, indicó Fausto Liñán, City Operations Manager de Beat Perú.

La decisión del Gobierno provocó las críticas de diversos sectores económicos, políticos y de la población limeña, que se movilizaron hasta el Centro de Lima por considerar que el decreto de una inmovilización social solo en la capital era ilegal.

La tarde del 5 de abril, el mandatario Pedro Castillo anunció que la inmovilización social obligatoria quedaba sin efecto. El anuncio fue efectuado en el marco de su presentación en el Congreso de la República, donde conversó con distintos legisladores para hallar una solución a la convulsión social que se vive en el país en los últimos días.