La ATU espera chatarrear entre 400 y 500 vehículos durante el 2021

Unidades de transporte público con más de 15 años de antigüedad y declaradas en abandono serán chatarreadas.

Luego de publicado el Reglamento que Establece el Procedimiento para la Declaración de Abandono y Chatarreo de los Vehículos Internados en Depósitos Vehiculares, las unidades de transporte público que se encuentran en depósitos por tener sanciones económicas impagables o encontrarse en mal estado están con las horas contadas. La Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU) estimó que durante el 2021 podrá chatarrear entre 400 y 500 de estos vehículos.

Según el Decreto Supremo N° 016-2021-MTC publicado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), los vehículos con más de 15 años de antigüedad, que se encuentren en los depósitos por infracciones al tránsito o al transporte y hayan sido declarados en abandono, son objeto de chatarreo.

Un vehículo de al menos 15 años de antigüedad puede emitir hasta 100 veces más contaminantes que un vehículo moderno. Debido a ello es necesario retirar de manera gradual el transporte público antiguo, obsoleto tecnológicamente y contaminante”, sostuvo la ATU.

El mencionado Decreto Supremo precisa que el propietario del vehículo internado en un depósito tiene un plazo de hasta 30 días para pagar la multa impuesta, como por ejemplo, no contar con el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) o prestar el servicio de transporte de personas o de mercancías sin contar con la debida autorización. 

De no hacerlo, no solo no podrá retirar su unidad, sino que la autoridad competente como la ATU, los gobiernos regionales, las municipalidades y la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutran) podrán, en el marco de sus competencias, iniciar el procedimiento para declarar en abandono el vehículo y ordenar el posterior traslado a una entidad de chatarreo. 

La ATU actualmente viene elaborando los mecanismos y lineamientos para lograr implementar de manera efectiva una verdadera renovación gradual del transporte público y mejorar la calidad del aire que respiran todos los limeños y chalacos”, agregó la entidad.