Desde el 10 de diciembre mayores de 18 años deben mostrar carnet de vacunación para viajar en avión o bus interprovincial

En su defecto pueden presentar prueba molecular negativa.  

A partir del viernes 10 de diciembre, los pasajeros mayores de 18 años de rutas interprovinciales en el país, tendrán que presentar su carne de vacunación con sus dos dosis, o prueba molecular negativa no mayor de 48 horas de tomada, tanto para el transporte terrestre como aéreo, adelantó este jueves el ministro de Salud, Hernando Cevallos. 

Anteriormente se había anunciado que este requisito para vuelos nacionales entraría en vigencia a partir del 15 de diciembre y solo para mayores de 45 años, pero la aparición de la variante ómicron hizo que se endurezca y adelante la medida. 

El ministro informó que es una de las medidas que serán promulgadas mañana en el diario oficial El Peruano, y que forman parte de las acciones preventivas adoptadas por el gobierno ante la eventualidad de una tercera ola de contagios por la covid-19 en el país, más aún ahora que ha aparecido una nueva variante de la ómicron. 

Para el transporte interprovincial, se va a pedir las dos dosis o una prueba molecular (…) pero a partir de los 18 años, no (solo) de 45 años. Lo mismo para el transporte aéreo. Cualquier persona mayor de 18 años, no va a poder viajar en avión, en vuelos nacionales, si no tiene las dos dosis de vacunación o presenta un certificado de 48 horas de una prueba molecular”, dijo el titular del Minsa, en entrevista con RPP Noticias. 

De esta manera se amplía a mayores de 18 años, la exigencia de carné de vacunación o prueba molecular negativa para viajar por el país, y no solo a los mayores de 45 años, que estaba vigente desde mediados de noviembre, y solo para transporte terrestre. 

En torno a la coyuntura por la pandemia, Cevallos refirió si bien el número de casos de coronavirus está en aumento en algunas regiones, especialmente en el norte del país, eso configura un rebrote de casos, pero aún no se puede decir que estamos en una tercera ola.